Batallas


No voy a la guerra. No tengo ni arma ni quiero.
No es cobardía, simplemente luchar no debo.
Hay batallas que no meto mano, no son para mí.
Muchas sin rostro, otras con nombre. Hay guerras que es mejor declarar perdidas, otras mejor esperar.
Fracaso pocas veces, triunfo continuamente. Con el tiempo todo se vuelve en batallas ganadas sin mutilaciones penosas.
Las mías, mis guerras, son las internas. Las que desgranan y dejan huella.
No voy a campos de batalla que no corresponden, no hablo, no discuto. No peleo con sombras ancestrales. Solamente me quedo desarmada y con sitio.
Fui guerrera, en tiempos aquellos, cuando creí que eran míos y cuando me demostraron lo contrario.
Batallé como nunca, con los más grandes y logré reconocer que en este mundo todas las cosas tiene su lugar pero no hay lugar para todas ellas
Que otros luchen, los que creen en la causa.
A lo mejor y la causa sea yo.

Recuérdame

Recuérdame cada día cuánto me quieres, que en el carrusel de mis sueños giran solo los placeres y a veces necesito despertar...

Copyright @ Casa de Muñecas | Floral Day theme designed by SimplyWP | Bloggerized by GirlyBlogger