Los Vestidos del Perdón




El vestido de seda, blanco y ondeante
De corte caído, talle a la cintura y hombros descubiertos
Para el verano o la primavera
Fiestas de cóctel 
Aquel benevolente, agradecido al andar
Perdón que se valora, se aprecia, se cuida
El vestido generoso
El perdón de blanco, el que llegó y se debió dar por una única vez

El vestido de terciopelo color vino
Corte recto, largo, cuello alto
Escote en la espalda
Ideal para las noches y fiestas de gala
El encajonado
Recordado solamente para unas ocasiones al andar
Perdón que se olvida
El vestido que se rasga
Perdón que huele a añejo
El que no se agradece

Un tercero más casual de colores cálidos
Corte A y tres cuartos de largo
El de uso diario y zipper de medio lado
Liso o estampado
Perdón que se adapta
El perdón del vaivén
Vestido que se pierde entre tanta prenda
El repetido y subestimado

El perdón que se viste de perdón y se desnuda de olvido

2 comentarios:

Kri§ dijo...

No sé de dónde habrá sacado esto pero es simplemente perfecto. Un "felicidades!" no basta, pero no podría demostrarle el agradecimiento tan profundo que siento al haber leído esto, sobre todo en un día como hoy cuando esto de amarnos unos a otros y de saber perdonar ha sido la comidilla del César.

Bienestar para todos!

Magy dijo...

Encantada con lo agridulce de esta taza de té...

"El perdón de blanco, el que llegó y se debió dar por una única vez"

El perdón, el vestido que debieramos usar siempre y por única vez, única vez por aquel mal critico de moda que no sabe apreciar tal obra de arte de este vestido

Un besote mi Muñe

Copyright @ Casa de Muñecas | Floral Day theme designed by SimplyWP | Bloggerized by GirlyBlogger